Una de las tareas que podría parecer simple al momento de lavar tu auto es la limpieza del parabrisas, pero es necesario prestarle especial atención debido a que está expuesto al clima, como la lluvia y el vapor. Es por esto que mantenerlo limpio te asegurará un viaje más seguro.

Lo más recomendable es usar productos especiales para el lavado de cristales y vidrios, así como un trapo de microfibra. El líquido debe rociarse sobre el parabrisas para posteriormente tallar con el trapo, pero debe hacerse con cuidado para evitar los rayones. Asegúrate de hacer cada movimiento en el mismo sentido y utilizar bastante agua.

Después, deja secar y revisa que el limpiador funcione adecuadamente cuando ya no haya líquido sobre el parabrisas. No olvides este paso porque no querrás toparte con una sorpresa al usarlo durante la lluvia.

Es muy importante limpiarlo por dentro, así que para eso usa un trapo limpio y húmedo de microfibra. Vuelve a usar movimientos uniformes sin mucha fuerza y deja secar. También puedes usar servilletas de papel para evitar las marcas.

¿Qué productos evitar? No utilices limpiadores para lentes o alcohol. Y si requieres de un parabrisas nuevo, acude con nosotros. Somos especialistas en parabrisas, así que podemos evaluar el estado de tu parabrisas y recomendarte el mejor para cambiarlo.